1…2…3…ACCIÓN!!!

Sí, el post de hoy trata de porque es importante pasar a la acción si queremos ser más eficaces.

En post anteriores ya hablamos de la importancia que tiene una buena planificación si queremos abarcar una gran cantidad de tareas, o si simplemente queremos tener tiempo para nosotros al final del día.

¿Pero qué es lo que nos garantiza el éxito? La acción.

Todos conocemos la famosa frase de Edison cuando estaba intentando crear la bombilla y le acusaron de haber fracasado, él muy calmadamente contestó: “no fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla.” Y tenía razón, porque al final lo consiguió y tuvo un gran éxito.

Y, ¿Por qué? Porque no paró de intentarlo, porque pasó a la acción.

Existen varios estudios realizados a hombres y mujeres de todo el mundo, en los que se observó que aquellos que obtenían mayor éxito laboral o personal, era porque tenían una conducta visible y destacable: La orientación a la acción.

La gente con más índice de éxito es la que se concentra en sus tareas principales, y luego es constante y disciplinada para terminar dichas tareas.

Estamos diseñados mental y emocionalmente para que cuando acabemos una tarea, sea de la dificultad que sea, experimentemos una sensación positiva, y esa sensación nos hace sentir ganadores. Mientras más importancia tenga la tarea terminada más poderoso te sentirás contigo mismo. Esto sucede porque completar tareas importantes se dispara la liberación de endorfinas en nuestro cerebro, lo que nos levanta el ánimo de forma natural.

_Muchos fracasos ocurren en personas que no se dieron cuenta lo cerca del éxito que estuvieron

Puede que al principio una tarea nos resulte tediosa, aburrida, incluso demasiado complicada, y no paremos de postergarla porque nuestro cerebro no se siente suficientemente motivado para afrontarla. Pero, ¿Qué pasaría si tu cerebro supiese qué al finalizar dicha tarea, te ibas a sentir como “el rey del mundo”? ¿estaría motivado? ¿te sentirías más predispuesto a realizar dicha tarea?

Si nuestro cerebro se acostumbra al subidón de endorfinas que proporciona terminar una tarea complicada, se acabará por volver “adicto” a dicha sensación, y no le costará nada auto-motivarse para ponerse a trabajar en todas las tareas que tengamos por delante por muy tediosas o complicadas que sean.

Pero, ¿Cómo podemos hacer que nuestro cerebro se vuelva “adicto” a las endorfinas?

Fácil, ¿Cómo se vuelve adicto un fumador? FUMANDO. Y ¿Cómo se vuelve más adicto? Fumando mucho.

En este caso, la respuesta a la pregunta de cómo conseguir que nuestro cerebro se vuelva adicto a las endorfinas, es acostumbrándole a esa sensación.

Ya lo dijo Aristóteles: “la excelencia no es un acto, sino un hábito”, y tiene toda la razón.

Crea el hábito de empezar y acabar tareas, intenta que sea una cada de día, y qué la dificultad vaya incrementando. De esa forma, a medida que la dificultad de las tareas que realizas aumenta, la liberación de endorfinas cuando las termines, incrementará en la misma proporción, y tu cerebro se acostumbrará de forma natural a ponerse en marcha.

 Y tú, ¿Quieres aprender a ser más eficaz?

¿Quieres conocer las fórmulas que ayudaran a alcanzar el éxito?

¿Quieres re-educar a tu cerebro para que trabaje para ti?

 http://www.future-design.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s