Los Virus restrictivos

Anteriormente ya introdujimos los denominados: “virus mentales”, y también conocéis bien las llamadas “creencias limitantes”, que son creencias que hemos ido adoptando durante nuestra vida, y que nos frenan a la hora de salir de nuestra zona de confort.

Hoy quiero hablaros de los “virus restrictivos”, estos virus aparecen en un nivel de pensamiento casi completamente consciente, en el nivel de las creencias y valores, dónde creamos nuestro modelo interno para comprender el mundo, aquí decidimos qué cosas nos causan placer y cuales dolor.

¿Qué tienen en común estas personas?

  • Un adicto al trabajo que quiere tener más tiempo libre pero siempre está ocupado.
  • Una persona obesa que sigue una dieta y luego la deja.
  • Alguien que estudia lo que le gusta pero que es incapaz de acabar la carrera.

La respuesta, es qué todas estas personas tienen creencias restrictivas, porque desde pequeños han adoptado creencias del tipo “No puedo…”, “No soy muy…”, “Es demasiado difícil para mí”, “me llevaría mucho tiempo”, etc.

La realidad cambiaría mucho si a esas personas se las hubiera motivado con creencias del tipo “tú eres capaz de todo…”, “claro que puedes hacer eso…”, “no hay nada demasiado difícil…”

_El primer deber de un hombre es pensar por sí mismo._- José Martí

Pero esto, que parece tan obvio, es muy difícil de cambiar cuando el “virus restrictivo” ya forma parte de nosotros, porque se ha convertido en parte de nuestra forma de percibir la realidad, y nos hemos auto-convencido que dicha creencia es buena para nosotros y nuestra supervivencia.

Una forma sencilla de auto-chequearnos, en lo que a virus restrictivos se refiere, sería comprobando si dichas creencias están verdaderamente alineadas con nuestros valores.

Pongamos el ejemplo del adicto al trabajo:

-Si una persona es adicta al trabajo, pero desea tener más tiempo libre, habrá que ir a su valor más profundo, realizando la siguiente pregunta ¿Para qué quieres ese tiempo libre?, pongamos que contesta: “Para estar con mi familia”, ya sabemos qué para esa persona, la familia es un valor importante, por lo que ya tendríamos un punto de partida para empezar a trabajar.-

Cuando se trabaja con virus restrictivos, porque la persona de verdad desea un cambio, pero no sabe cómo conseguir deshacerse de dicho virus, es fundamental, buscar alineación con sus valores y sus creencias para conseguir un verdadero cambio.

Y tú, ¿Eres consciente de tus virus restrictivos?

¿te gustaría serlo?

¿Quieres hacer algo, pero siempre lo acabas dejando?

¿Qué es eso que siempre te propones, pero nunca haces?

Ponte en contacto con nosotros y descubre cómo podemos ayudarte.

Te esperamos con los brazos abiertos.

http://www.future-design.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s