La Responsabilidad: Protagonistas vs. Víctimas

A lo largo de nuestra vida, tendemos a clasificar a las personas según sus gustos, estudios, lugar de procedencia, incluso por si prefieren Coca-Cola o Pepsi, o Nesquik o Cola-Cao.

Hoy os propongo otra clasificación, en base al parámetro de la responsabilidad.

En el Coaching es fundamental fomentar la responsabilidad del cliente, porque es un factor crucial para el alto desempeño. Es decir, cuando aceptamos y asumimos nuestra responsabilidad sobre nuestros pensamientos y acciones, el compromiso con ellos aumenta, y en consecuencia el rendimiento también.

El término “RESPONSABILIDAD”, proviene de la habilidad de responder.

De esta manera podemos diferenciar dos tipos de responsabilidad:

  1. Reactiva: cuando damos respuesta a una situación o estímulo de nuestro entorno que ya ha sucedido.
  2. Proactiva: Cuándo la acción es previa al estímulo.

Volviendo a la responsabilidad reactiva, podemos observar diferentes respuestas ante el mismo estímulo en función de a quien se le achaca la responsabilidad de lo ocurrido.

Pongamos la siguiente situación como ejemplo: “No he acabado una tarea que me ha mandado mi jefe.”

Si ante esto hecho argumentamos que no lo hemos acabado debido a que nuestras obligaciones no nos han dejado suficiente tiempo, estoy diciendo que algo externo a mí, (ósea, fuera de mi control), no me ha permitido acabar la tarea, por lo que mi margen de actuación para que esta situación no se vuelva a repetir queda bastante reducido.

Este tipo de respuesta, (muy común y que todos hemos dado alguna vez), nos tranquiliza, porque nos exculpa y nos exime de toda responsabilidad.

Pero también nos deja cómo “VÍCTIMA” del problema, pero el problema sigue existiendo, y con esta actitud será muy difícil poder llegar a solucionarlo por el limitado margen de actuación.

Por otro lado, una persona “PROTAGONISTA”, asumirá la responsabilidad de la situación, y la respuesta reactiva le llevará a activar su cerebro para la búsqueda de soluciones y para tratar que no vuelva a pasar.

Captura de pantalla 2018-03-01 a las 13.36.28

Para concluir, podríamos decir que, las personas “VÍCTIMAS”, responden a un esquema mental basado en una experiencia del pasado, donde se encuentra la justificación para no motivarse hacia el cambio y quedarse en la misma. Si se centra la atención en excusas en base a que en el pasado siempre algo funcionó mal, se suprime cualquier intento de modificar una situación.

Por otro lado, las personas “PROTAGONISTAS” funcionan de una manera rectificadora respecto al pasado y planificadora en relación al futuro. La persona revisa sus experiencias previas, las evalúa y las rectifica a través del aprendizaje.

Y tú, ¿Eres Protagonista o víctima?

¿Cuándo vas a empezar a ser el protagonista de tu vida?

¿Te gustaría tener las herramientas para ser proactiv@ ante cualquier situación?

Toma acción y ponte en contacto con nosotros para empezar HOY a ser el único protagonista de tu vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s